info@nutriking.com.ar | (11) 4832 3957

Volvieron a caer los precios de la soja.

Los compradores pagaron $ 1240 por tonelada disponible, 10 pesos menos que anteayer.
Por segunda rueda consecutiva, los precios de la soja cerraron ayer con saldo negativo en el mercado disponible local. La corriente bajista volvió a originarse en la Bolsa de Chicago, donde las cotizaciones fueron presionadas por la apreciación del dólar frente al euro y por la caída del valor del petróleo.

Las fábricas propusieron 1240 pesos por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales de Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y de General Lagos, 10 pesos menos que anteayer. Los exportadores pagaron $ 1240 por tonelada en Arroyo Seco y $ 1260 en Bahía Blanca, $ 20 por debajo de los valores vigentes en la rueda anterior.

Para los negocios hechos con descarga en agosto sobre San Martín, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez y sobre Arroyo Seco los compradores ofrecieron $ 1260 por tonelada, $ 20 menos que anteayer.

La soja de la cosecha 2011/2012 se negoció a 308 dólares por tonelada en Bahía Blanca y a 303 dólares en Necochea, sin cambios. No hubo ofertas por soja nueva para las terminales ubicadas sobre el Paraná.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja retrocedieron 3,50 y 2,50 dólares, mientras que sus ajustes fueron de 312 y de 323 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer bajas de 4,60 y de 5,51 dólares sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 484,19 y de 483,55 dólares por tonelada. Los principales factores bajistas de la rueda fueron la apreciación del dólar frente al euro, que llevó la relación entre ambas monedas de 1,4356 a 1,4256 (tocó un mínimo de 1,4125), y la caída del valor del petróleo, que pasó de 95,41 a 91,02 dólares por barril.

Con los datos anteriores, y frente a la inestabilidad financiera que se vive tanto en la Unión Europea como en los Estados Unidos, muchos fondos de inversión especuladores optaron ayer por acentuar la toma de ganancias evidenciada en las ruedas anteriores, no sólo en el mercado de soja, sino también en los de maíz y trigo.

Sin embargo, cabe añadir que en el primer tramo de negocios del día las pérdidas fueron más significativas que las finalmente reflejadas por las pizarras al cierre de la jornada. Esto tuvo que ver con las compras hechas por los “comerciales” (exportadores e industrias, entre otros) que, a partir de las bajas registradas en las últimas semanas, ven los actuales precios de los granos como una interesante oportunidad para concertar operaciones.

Maíz, trigo y girasol.

En el mercado de maíz los exportadores no hicieron ofertas abiertas, ni por cereal disponible, ni por mercadería de la próxima cosecha. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron $ 690 por tonelada del grano grueso en Baradero y $ 650 en Chacabuco.

La posición julio del maíz en el Matba perdió un dólar y cerró con un ajuste de 165,50 dólares por tonelada, en tanto que el contrato abril subió US$ 0,50 y terminó la rueda con un valor de 174,50 dólares.

Al cierre de los negocios, en Chicago la posición julio del maíz subió US$ 1,18 y quedó con un ajuste de 267,90 dólares por tonelada. El resto de los contratos terminó con saldo negativo, como noviembre, cuya baja fue de US$ 1,67 y su ajuste de 262,98 dólares.

En su reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses, el USDA relevó ayer ventas de maíz por 531.100 toneladas, por debajo de las 894.700 toneladas del segmento anterior y del rango previsto por el mercado, de 800.000 a 1.100.000 toneladas.

Acerca del trigo, la exportación volvió a ofrecer ayer US$ 185 por tonelada de cereal con baja proteína y entrega inmediata sobre Necochea, sin cambios. Esa fue la única propuesta abierta. En el Matba, los contratos julio y enero retrocedieron US$ 6 y 4, mientras que sus ajustes fueron de 164 y de 184 dólares por tonelada.

En Chicago, la posición julio del trigo subió US$ 3,95 y cerró con un ajuste de 238,47 dólares. En Kansas, en cambio, el mismo contrato perdió US$ 3,68 y finalizó la rueda con un precio de 279,25 dólares.

Por último, el girasol se negoció ayer con pérdidas de $ 30 por tonelada, dado que los compradores ofrecieron $ 1430 en Rosario, Ricardone y en General Deheza; $ 1285 en Necochea, y $ 1280 en Bahía Blanca. El valor FOB del aceite de girasol en los puertos argentinos retrocedió de 1310 a 1305 dólares por tonelada.

Fuente: lanacion.com

Other Posts