info@nutriking.com.ar | (11) 4832 3957

Prevén cosecha récord de 53 millones de toneladas de soja durante la campaña 2011-12.

Bajo este contexto, los operadores del sector recomiendan a los productores coberturas en el mercado a término para asegurar los elevados niveles de rentabilidad actuales.

Enrique Erize, vicepresidente de la consultora Nóvitas, dijo que hay que “comprender que los actuales niveles de precios son históricamente altos y permiten definir márgenes por hectárea pocas veces vistos”.

Daniel Miró, de la misma firma, señaló -durante un seminario en Córdoba- que el productor puede “ponerle un piso de 300 dólares a la soja nueva”.

Recordó al respecto que el año pasado, con una perspectiva de 250 dólares, se sembraron unas 18,8 millones de hectáreas.

El experto Pablo Andreani, de la consultora Agripac, destacó a su vez, en sus últimos informes de perspectivas agrícolas, que ya se está proyectando una superficie de 19 millones de hectáreas para la siembra de la oleaginosa, que comenzará en la primavera.

Erize descuenta que se mantendrá un escenario de “volatilidad en su máxima expresión”, toda vez que la cotización de la soja en Chicago se mueve “al compás de los pronósticos meteorológicos en EEUU para las próximas y cruciales tres semanas”.

En ese marco, y aún cuando admite la posibilidad de alzas de precios adicionales, el experto sugiere cubrirse ahora, ya que “no recuerdo haber asistido a la posibilidad de asegurar rentabilidad con la simple compra de opciones de venta (puts)”.

Un put es un seguro de precio que permite asegurar pisos mínimos, sin perder la oportunidad de ganancias adicionales si los valores continúan subiendo, explica Erize.

“El productor argentino debería aprovechar la circunstancia para definir precios mínimos para las próximas dos campañas”, aconseja el operador.

En definitiva, afirma, “se trata de destinar recursos a la instrumentación de coberturas con inteligencia”, ya que “la consigna es capturar rentabilidad”.

Miró añade otro argumento en favor de la actitud precautoria que deberían adoptar los productores: “la Argentina, clima mediante, va a volver a tener grandes cosechas, y eso va a impactar a la baja sobre los precios”.

Según el especialista no debería descartarse un valor de 280 dólares la tonelada de soja para mayo de 2012, en función de un probable incremento de la oferta, y aconseja coberturas que aseguren hoy precios de entre 300 y 340 dólares.

“En el balance general se proyecta un volumen de producción récord de soja en Sudamérica, y esto puede llegar a tener impacto bajista para el mercado de la nueva cosecha”, señala.

Andreani, en tanto, estima que a la probable cosecha local, superior en 3 millones de toneladas a la anterior, se añadiría un volumen de 73,5 millones de toneladas en Brasil, la segunda marca histórica después de los 75 millones logrados en 2010-11.

De allí que destaque la cotización de la soja nueva (abril de 2012) en el rango de 322 dólares por tonelada en el Mercado a Término de Buenos Aires.

En el momento de presiembra de la oleaginosa 2010-11, el año pasado, el precio de las posiciones futuras era de 270 dólares.

El nivel que se puede asegurar hoy para la futura cosecha de soja es, “el segundo valor histórico más alto de la última década, 52 dólares por arriba de los precios del año anterior”, concluyó Andreani.

 

Fuente: Telam

Other Posts