info@nutriking.com.ar | (11) 4832 3957

La Argentina es el principal exportador de aceite de soja del mundo, y podrá incrementar la producción.

Nuestro país tiene el potencial suficiente para alimentar hacia 2020 a más de 650 millones de personas, es decir, casi el 10 por ciento de la población del mundo estimada para ese año, de acuerdo con la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL).

Tras el Día Mundial de la Alimentación, que se celebró ayer, COPAL destacó el rol preponderante del país como proveedor global de alimentos y bebidas. Para la coordinadora, una de las maneras de contrarrestar el alza de los precios de los alimentos es aumentando su oferta en el mundo.
“En ese sentido, es destacable el papel fundamental que tienen las empresas de alimentos y bebidas de la Argentina tanto a nivel nacional como internacional”, subrayó la entidad.

Este domingo se conmemoró el Día Mundial de la Alimentación, al recordar la creación de la Organizaciónde las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO por sus siglas en inglés.

Para este año, se propuso como lema “Precios de los alimentos: de la crisis a la estabilidad”, en busca de llamar la atención sobre la volatilidad del mercado y las medidas que pueden adoptarse para mitigar sus efectos en la población más vulnerable del planeta.
En este sentido, COPAL subrayó el potencial de la Argentina y estimó que el país debería estar en condiciones de “alimentar a más de 650 millones de personas” hacia 2020, es decir, “casi el 10 por ciento de la población mundial estimada para ese año”, según un comunicado oficial.

El presidente de la coordinadora, Daniel Funes de Rioja, puso de relieve la inversión que vienen realizando empresarios del rubro alimentos y bebidas en el país con el fin de incrementar la oferta de productos.
“Este compromiso de la industria implica que para 2020 el sector podría duplicar el valor de las exportaciones de alimentos procesados y de bebidas, con especial énfasis en productos de alto valor agregado proveniente de las economías regionales”, aseguró Funes de Rioja.

En 2010, la Argentina exportó 22.000 millones de dólares en alimentos y bebidas, lo que representó un 33 por ciento de las ventas totales al exterior concretadas el año pasado. En la actualidad, el país es el décimo exportador mundial de alimentos: llega a más de 212 destinos y en los últimos 10 años incrementó sus ventas al exterior en un 196 por ciento.

Esta industria, que supera los 500.000 puestos de trabajo directos en la Argentina, convirtió al país en el primer exportador mundial de aceite de soja, limón fresco y sus derivados, alfajores, yerba y mosto de uva.
A su vez, está entre los primeros puestos como productor y exportador a nivel internacional de leche en polvo, miel, peras, aceitunas, aceite de girasol, té, aceite de oliva, carne vacuna, vino y azúcar.
La Argentina es también el primer productor internacional de caramelos y el quinto de arándanos, y en la región, se ubica como el país número uno en exportaciones de chocolates, levaduras y de papas prefritas congeladas y el segundo fabricante de galletitas de Sudamérica.

Fuente : Diario de Madryn

Other Posts