info@nutriking.com.ar | (11) 4832 3957

Aumentar la cuota de aceite de soja.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se reunió ayer con los representantes de las empresas estatales chinas encargadas de la comercialización del aceite de soja y otros granos. El encuentro formó parte de las negociaciones para que el país vuelva a recuperar su cuota de mercado en este segmento, luego de los frenos impuestos por las autoridades chinas. Al término de la reunión, el funcionario sostuvo a Página/12 que “existe un interés explícito por hacer negocios con empresas argentinas”.

Argentina es el tercer proveedor de productos agrícolas de China, después de Estados Unidos y Brasil. El eje central de la balanza comercial agrícola está dado por las ventas de poroto de soja, que representan un 67 por ciento del total exportado y aceite de soja (27 por ciento).

Según datos de la Aduana de China, en 2010 las importaciones desde Argentina disminuyeron un 92 por ciento, mientras que las de Brasil y Estados Unidos aumentaron un 81 por ciento y 423 por ciento, respectivamente. Las trabas comerciales fueron levantadas en octubre del año pasado, y en lo que va de 2011 ingresaron 120.000 toneladas de aceite. Las relaciones comerciales con China avanzan. Ayer, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el secretario del área, Oscar Solís, estuvieron reunidos con las dos empresas estatales chinas encargadas de manejar el comercio de granos (Cofco), especializada en stockear alimentos para garantizar la seguridad alimentaria, y Sinograin, cuyo objetivo es la distribución y logística para la venta de granos y aceites. “La importancia de este encuentro es que quedó ratificada la voluntad de las empresas chinas de seguir haciendo negocios con el país”, sostuvo Domínguez a Página/12. De ese encuentro participaron las empresas Adecoagro y Del Tejar.

Más allá del freno puntual a las compras de aceite de soja, China comenzó a cambiar su estrategia sobre este producto, que forma parte de la canasta alimentaria de su población. En 2010 importó 1,3 millón de toneladas de aceite de soja, lo que representó una caída del 44 por ciento respecto del mismo período del año anterior, cuando sus compras externas llegaron a 2,39 millones de toneladas. Es decir que empezaron a producir el aceite que antes compraban en el exterior. Según datos del Centro Nacional de Información sobre Granos y Aceites de China, en la campaña 2010/2011 producirían 10,37 millones de toneladas, es decir un 15 por ciento más que la anterior cosecha.

 

Fuente : Pagina 12

Other Posts