info@nutriking.com.ar | (11)  1568742525

julio 2013

Monthly Archives

Prensado y extrusado de soja: consejos para extraer más aceite

El proceso de prensado y extrusado de soja para la extracción de aceite es bastante simple. Sin embargo,existen algunos parámetros que afectan la eficiencia del proceso y que debemos tener en cuenta para que la prensa extraiga la mayor cantidad de aceite posible, de tal forma que podamos venderlo y garantizar un margen de ganancia provechoso. En función de esto último debemos considerar dos variables fundamentales: la humedad y la eliminación del vapor.

Recomendaciones para una óptima extracción de aceite

1. Control de humedad: el nivel de humedad en la semilla antes de ingresar a la extrusora de soja puede variar ampliamente. Los granos de la nueva cosecha alcanzan entre el 10% y el 14% de humedad, mientras que en los cultivos más antiguos el porcentaje puede decaer al  7% u 8%. Debemos tener en cuenta que la prensa de aceite funciona mejor con granos de baja humedad. Entonces, si consideramos la humedad adicional de los granos nuevos, sumado al aceite liberado por ruptura de la célula durante la extrusión, el resultado es un  proceso de lubricación en la prensa de aceite que reduce el proceso de extracción. Para nivelar la humedad de los granos podemos recurrir al extrusado de soja. Dicho proceso supone la ruptura de la célula, lo que facilita la extracción del aceite y, a la vez, ayuda a la deshidratación de la soja mejorando todo el proceso. Utilizando de una extrusora de soja podremos disminuir la humedad del cultivo entre un 45% y un 50%. Así, considerando que la humedad inicial de los granos ascienda al 10%/13%, luego de la extrusión su porcentaje de humedad disminuirá hasta los 5/7 puntos y podrá prensarse optimizado la extracción de aceite.

2. Extracción de vapor: debemos tener en cuenta que la extrusión de la soja es un proceso que implica someter los granos a una fricción muy fuerte, por lo que es importante tomar ciertos recaudos. Cuando el cultivo sale de la extrusora de soja y se expone a la atmósfera ambiente se genera una explosión a escala molecular: las células de aceite se rompen y la humedad se  libera en forma de vapor. Por esto, y considerando lo planteado en el punto anterior sobre las dificultades que supone un alto porcentaje de humedad, debemos eliminar la mayor cantidad posible de vapor y evitar que ingrese en la prensa. Para esto, cuando la harina sale de la extrusora, podemos utilizar un escape que extraiga el vapor a medida que se realizar el proceso. A partir de la disminución de la humedad a través de una extrusora de soja y utilizando un escape que permita extraer el vapor luego del proceso de extrusión, podremos llegar a la prensa con una harina lo más seca posible y, de esa manera, obtener mejores cantidades de aceite.


Extrusora de soja Nutriking

Instalación de una extrusora de soja: consejos para un proceso exitoso

El estrés, los altibajos emocionales y el nerviosismo suelen formar parte del comienzo de cualquier proyecto. Sin embargo, no tiene por qué ser así y por eso les damos algunos consejos organizar la puesta en marcha de una extrusora de soja.

Extrusora de soja NutrikingLa primera y más sencilla forma de empezar a trabajar correctamente es conocer los equipos que vamos a instalar. Los avances tecnológicos y la maquinaria de última generación pueden utilizarse fácilmente, conociendo en detalle sus mecanismos y funcionalidades. Para hacerlo, sólo debemos dedicar el tiempo suficiente y consultar con el equipo de asistencia de Nutriking, que tiene experiencia en la operación de las maquinarias y están familiarizados con todo el equipo y los procesos relacionados. Realizar la construcción de las extrusoras, la calibración de los controles eléctricos y de los equipos de detección implica conocer los equipos de arriba a abajo y poder armarlos sin mayores dificultades.

Nutriking birnda a sus clientes instaladores, electricistas y plomeros, a través de la atención telefónica, por correo electrónico o mensajes de texto. Consideramos fundamental mantener una comunicación fluida porque la mayoría de las veces una simple pregunta puede evitar un problema en la línea.
Al momento de utilizar las herramientas, es importante atender a una serie de consejos:

  1. Ser realista sobre los tiempos de instalación y puesta en marcha de la extrusora. Si bien sabemos que la implementación suele ser una necesidad urgente, la mayoría de los programas de instalación pueden tener algunos pequeños retrasos o inconvenientes inesperados que demoran un poco el proceso. Por eso es importante que al calcular el tiempo para la instalación, planificar entre una semana y diez días extras, dependiendo del tamaño de la instalación.
  2. Tomarse el tiempo necesario para realizar todo el proceso de activación: esto ayudará a no cometer errores, cortar las esquinas u olvidar pequeños detalles. De esta manera, nos evitaremos futuros problemas.
  3. Programar la puesta en marcha con los técnicos de Nutriking. Antes de la instalación, usted recibirá un formulario de solicitud de capacitación con preguntas sobre el estado del trabajo. Esto nos permitirá coordinar con ustede nuestro servicio de asistencia y viaje. Es importante recordar que el tiempo dedicado a la puesta en marcha se calcula según la cantidad y el tipo de equipo. En Nutriking solicitamos dos semanas de aviso antes de la fecha de inicio deseado, para poder coordinar la puesta en marcha.
  4. Ser paciente: por lo general la puesta en marcha implica partir de un extremo de la línea de producción, pasar por la puesta a punto y la solución de problemas, hasta llegar al otro extremo y todo ese proceso implica tiempo y dedicación.


Al tener en cuenta estos consejos, posiblemente nos demos cuenta de que a pesar de lo que muchos creen, los inconvenientes que surgen en un proceso tan extenso muchas veces son de rutina, aunque parezcan grandes problemas.


Nutriking inicia el proceso de certificación de calidad ISO 9001.

Con la intención  de garantizar a nuestros clientes mejor calidad en todos los procesos de trabajo comenzamos con la certificación de la norma ISO 9001.

Con esta norma  buscamos la optimización de nuestros servicios, desde el primer contacto con el cliente hasta la implementación de los productos que fabricamos y proveemos.

La ISO 9001 está elaborada por la Organización Internacional para la Estandarización, y específica los requisitos para un sistema de gestión de la calidad que pueden utilizarse para su aplicación interna por las organizaciones, para certificación o con fines contractuales.